SAMPER DE CALANDA: EL DESCENDIMIENTO DE LA CRUZ

Tambores y matracas, elemento esencial de esta celebración que tiene sus orígenes en el siglo XVI

Prefiere disfrutar de la calma y el equilibrio de la isla. Buenas playas en los alrededores. Quienes busquen playas solitarias deben alquilar un coche con tracción a las cuatro ruedas para desplazarse por la costa.
Puerto del Carmen acoge el mayor núcleo de alojamientos turísticos en Lanzarote, y ofrece la imagen más densificada turísticamente de la isla, a pesar de que las construcciones no sean ofensivamente altas, pero la atomización de los bungalows hace que predomine la construcción sobre el territorio. Es la zona más animada y con mayor número de servicios.
Costa Teguise es el tercer gran área de alojamientos turísticos, en la que predominan las construcciones bajas y los apartamentos. Reputada como lugar exclusivo dentro de la isla, cuenta con una buena urbanización en las llanuras del norte de la isla.
El trabajo de conservación integral desarrollado por César Manrique en Lanzarote es un modelo que ha servido para otros lugares del planeta. Su paisaje es un milagro que merece ser disfrutado.La visita de la Cueva de los Verdes permite recorrer un tubo subterráneo de seis kilómetros formado por la lava, que quedó vacío tras la eyección. Se ve junto a los Jameos del Agua.

Nuestro tiempo ha hecho de la Semana Santa un paréntesis de descanso, muchas veces viajero y, casi siempre, lúdico. Ello ha hecho estas jornadas perdiesen buena parte de su carácter eminentemente religioso, aunque son innumerables los pueblos y ciudades de España que todavía conservan el sabor de las viejas tradiciones.
No será ocioso recordar la magnificencia procesional de la Semana Santa de Sevilla, Valladolid, Zamora o Tarragona. Pero también son importantes las celebraciones de los pueblos pequeños, en ocasiones tan coloristas como la anteriores y sobre todo mucho más compartidas por la comunidad vecinal. Tal es el caso de Samper de Calanda (Teruel), donde hace unos años se rescató la celebración del viejo auto sacramental ¿El descendimiento de la Cruz¿, que data en sus orígenes del siglo XVI.
Si tuviésemos que destacar un elemento de esta celebración sería el ruido: ¿En la Semana Santa de Calanda no hay silencios¿ dice tajante el programa de este año. En efecto, suenan los tambores y la matracas, una especie de rueda pentagonales que llevan adosados unos martillos los cuales, volteados, producen un ruido apagado y triste.

Cuando el alcalde manda ¿romper la hora¿ en la medianoche de Jueves Santo, los tambores atronan Samper de Calnda y no dejarán de hacerlo hasta la tarde del Sábado Santo, después de dejar a la Virgen de la Soledad con su Hijo, en el Calvario. El programa de estos días es el siguiente:
Domingo de Ramos, 4 de marzo 11¿30 horas: bendición de ramos 16¿00: horas: Vía Crucis por las calles y procesión den Encuentro
Jueves Santo, 28 de marzo 18¿30 horas: Misa de la Cena del Señor y traslado del Señor al Monumento 22¿30 horas: Hora Santa y adoración del Santísimo Sacramento 24¿00: ¿Romper la hora¿ 00¿30: horas: Procesión al Calvario y bajada de imágenes
Viernes Santo, 29 de marzo 11¿00 horas: Procesión del pregón del Santo Entierro 17¿00: Celebración de la Pasión del Señor 18¿30: Acto del Descendimiento y procesión del Santo Entierro
Sábado Santo, 30 de marzo 11¿00: Procesión de la Virgen Dolorosa 18¿00: Procesión de la Subida de la Virgen Dolorosa al Calvario 21¿00: Cese del toque de tambores 23¿00: Vigilia pascual de la Resurrección del Señor
Y es que, tal como decía José de Arimatea en el antiguo auto sacramental calandense: ¿La luna y el sol eclipsaron, su resplandor resoluto, los signos se conturbaron, todos los cielos lloraron y se cubrieron de luto¿.