RELAX, BUCEO Y NATURALEZA EN EL COPAMARINA BEACH RESORT DE PUERTO RICO

El paraíso para los amantes de la naturaleza submarina y el cuidado del cuerpo y la mente existe y está cerca de Guánica, en la costa meridional de Costa Rica.

El paraíso para los amantes de la naturaleza, no sólo la terrestre sino, y especialmente, la submarina y para los amantes del cuidado del cuerpo y la mente existe y está cerca de Guánica, en la costa meridional de Costa Rica.
Es aquí donde se ubica un magnífico resort: el Hotel Copamarina Beach, un complejo vacacional integrado en un ambiente claramente caribeño.Las actividades continúan y existen para todos los gustos y niveles de actividad. Entre otras destaca una destinada a los aficionados a los parques naturales, que aquí encontrarán un filón: el bosque seco tropical más grande del mundo, con un gran número de aves que lo utilizan como sede permanente de su estancia en la isla. Tiene más de setecientas especies de árboles y plantas además de dieciséis autóctonas.

Guánica, el lugar donde se ubica este complejo, y como no podría ser de otra forma, significa he aquí un lugar de agua, agua y arena para disfrutar del entorno de relax al que invita el resortEn un marco como éste, en el que el agua, el sol y una magnífica vegetación caribeña domina el paisaje, los cuidados que ofrecen los profesionales del Balneario produce, si cabe, mejores efectos sobre el cuerpo de los clientes.
La aromaterapia, que está tan de moda últimamente en los balnearios europeos, hace ya tiempo que se desarrolla en este centro junto a un mundo de cuidados que este centro se vinculan al masaje y a las técnicas de relajación, entre las que destacan los talleres de meditación.
Piscinas, jacuzzis, deportes de agua, kayaks, windsurfing, pequeños catamaranes, deportes de raqueta, …. quien no se mueve es porque no quiere o prefiere, exclusivamente, disfrutar del sol y del mar.Otro e importante reclamo para acercarse hasta la costa meridional de Costa Rica es el apasionante mundo del buceo. Si busca obtener su primer título de buceo, mejorar su nivel o, simplemente tener la oportunidad de observar el mundo submarino, en Guánica encontrará lo que está buscando.
Y es que desde este punto es posible visitar numerosos e interesantes puntos para la inmersión, desde las denominadas Pozas, un lugar muy conocido que se caracteriza por una base de piedra caliza en donde las diversas formaciones de la roca ofrece un paisaje submarino único, con esponjas y todo tipo de flora marina.El aficionado no debe olvidar que en estas cálidas y transparentes aguas es posible observar el movimiento y la vida de más de 60 especies, y ello a simple vista.

Por otra parte, el denominado Acuario, a unos minutos de la playa en barco, ofrece varios ecosistemas distintos, por lo que se nos presenta una vida submarina muy animada y colorista.
Si quiere aprovechar los rayos del sol y olvidarse por unas horas de estar en el agua, el viajero podrá aprender a pescar como lo hacen los pescadores locales o bien, en el mes de enero, observa el paso de las ballenas, conocer los parajes del entorno gracias a las tranquilas rutas a caballo que se realizan o visitar la Isla de Gilligan y su piscina de agua dulce.