RELAX, SOL Y SILENCIO EN LA ISLA DE EL HIERRO

La escasez de playas y la abundancia de piscinas ha permitido el desarrollo de un turismo no masificado y con un perfil de cliente que busca la tranquilidad, la naturaleza y los deportes de aventura.

Costas rocosas, enormes acantilados, calas y piscinas naturales…todo ello en un marco que protagonizan el contraste de un paisaje volcánico y una vegetación subtropical. Estamos en la más pequeña de las islas que conforman el archipiélago canario, en El Hierro que, con 278 kilómetros cuadrados de superficie, resulta el reducto idóneo para pasar unos días de relax alejados del mundanal ruido.Desde el parador se recomienda una excursión a Santa María de Valverde, la única capital canaria que se ubica tierra adentro. En Valverde hay que ver la Plaza del Ayuntamiento, el Museo Insular y la Biblioteca Municipal. Además, en sus alrededores hay que visitar los miradores de Jinamar, Isora y de la Peña,, el faro de Orchilla y el Árbol Santo de Gároe.

LA ISLA DE EL HIERRO SE CONVIERTE EN UN REDUCTO IDÓNEO PARA PASAR UNOS DÍAS DE ABSOLUTO RELAX, ALEJADOS DEL RUIDO Y EN UN ENTORNO ÚNICO Y AISLADOCon un clima privilegiado y unas temperaturas envidiadas por los peninsulares, el punto que hasta el siglo XIX fue el fin del mundo antiguo se presenta hoy como uno de los últimos paraísos. La escasez de playas y la abundancia de piscinas ha permitido el desarrollo de un turismo no masificado y con un perfil de cliente que busca la tranquilidad, la naturaleza y los deportes de aventura.
La práctica de la bicicleta de montaña, el senderismo, disfrutar de la observación de la flora y la fauna, la espeleología o disfrutar del firmamento en noches claras son algunas de las actividades que se pueden realizar en esta isla.
La Isla de El Hierro constituye además un destino ideal para los amantes del submarinismo. Unos espectaculares fondos marinos y una temperatura en el agua que invita al baño durante todo el año convierten a El Hierro en un punto siempre apetecible para practicar el submarinismo en un entorno tranquilo y no masificado.

En la Isla no existe una abrumadora oferta hotelera y una buena alternativa para alojarse en la isla y disfrutar de la tranquilidad es el Parador de Turismo. Está situado junto al mar, solo y aislado. El hotel cuenta, entre otros servicios, con sauna, gimnasio, piscina y jardín…La Isla de El Hierro sufrió, en el año 1996, un fortísimo temporal que afectó de forma considerable al Parador, ya que dada su ubicación al pie del mar resulta vulnerable en casos extremos de meteorología adversa. El edificio que se encuentra el cliente es de nueva planta, con un aire canario en el diseño de las balconadas de las habitaciones e inspiración colonial en determinados aspectos del interior del inmueble. En la cocina del Parador se elabora un gastronomía de inspiración canaria aunque sus profesionales ponen un especial acento en los platos tradicionales de la cocina herreña que se elabora en la isla.