TRADICIÓN Y MODERNIDAD EN EL HOTEL TERMES DE MONTBRIÓ (TARRAGONA)

En el Baix Camp, en una zona privilegiada por su climatología y estratégicamente situada para llevar a cabo un gran y variado número de excursiones, se ubica este establecimiento de cuatro estrellas, un destino idóneo para cuidar el cuerpo y la mente.

Entre el mar y la montaña, en el Baix Camp de Tarragona, a una hora de trayecto desde Barcelona, se ubica el Hotel Termes Montbrió. Es un singular establecimiento con una actividad centrada en el entorno del mundo termal. En este hotel destaca la mezcla de estilos arquitectónicos, al convivir una estructura habitual en los balnearios de principios del siglo XIX ¿con sus magníficos jardines- y la más moderna tendencia arquitectónica. La variedad gastronómica constituye otro reclamo de la zona. Los aficionados a la buena cocina no pueden dejar de degustar los pescados y mariscos que ofrece este litoral o los afamados y sabrosos arroces (por ejemplo el negro con sepia). Los más golosos encontrarán todo un mundo de postres tradicionales al alcace de su gusto. Todo ello puede ser regado por los afamados vinos del Priorat entre otros buenos caldos.

La estratégica situación de este hotel permite realizar gran variedad de visitas, como disfrutar de las atracciones del Parque Temático Port Aventura o conocer la flora y fauna del Delta del Ebro.Los programas termales con que cuenta el Termes Montbrió incluye desde el básico, denominado Pausa, y de dos días de duración pasando por el de rejuvenecimiento, el de belleza y relax, belleza facial y corporal, relajación global, trastornos circulatorios, anti-stress, aldelgazamiento o anti-tabaco, con periodos de duración de entre 3 y 7 días.

La Costa Daurada, y especialmente el Hotel Termes Montbrió, se convierte así en una buena opción para aquellos que buscan mejorar su salud o realizar algún tipo de tratamiento específico. El equipo de profesionales del Termes Montbrió han desarrollado una serie de programas adaptados a las necesidades de cada cliente en el entorno de la salud y belleza.En los más de 1.500 metros cuadrados con que cuenta este Centro Termal se pone a disposición de los clientes un piscina termal, un jacuzzi gigante, saunas, baños de fango de algas, baño turco, gimnasio, entre otros.

Esta zona de la provincia de Tarragona es conocida por su microclima en el que influye el viento mestral que limpia el ambiente y hace desaparecer las nubes, dando lugar a un cielo abierto y lleno de luminosidad. No en vano se encuentra muy cerca de las playas de Salou o Cambrills.

La situación estratégica del Hotel Termes Montbrió permite, además, realizar interesantes visitas al Parque Temático de Port Aventura o conocer y observar la abundante flora y fauna del Delta del Ebro. Los amantes del turismo cultural encontrarán en la ciudad de Tarragona un verdadero museo, ya que la huella de Roma pervive en sus calles.

Aquellos viajeros que quienes quieran sumergirse en el pasado deberán dirigir sus pasos hacia el casco antiguo de la ciudad y deambular por sus serpenteantes callejuelas. No deben perderse la vista del anfiteatro romano desde el Paseo de las Palmeras, el Voltes del Circ, la catedral y la muralla romana. Si gusta de los museos, Tarragona tiene una buena y variada oferta, desde el arqueológico al de Historia. Otra buena alternativa para los amantes del turismo cultural es desplazarse hasta el Monasterio de Santes Creus y admirar uno de los grandes monasterios cistercienses de Cataluña.