Cancún, no sólo playa

Es conocido el increíble atractivo de las playas y los hoteles de Cancún, un número uno mundial en destinos turísticos, pero la amplitud de su oferta complementaria resulta incomparable, desde las actividades en la naturaleza al turismo cultural.

Este lugar excepcional que ocupa Cancún se encontró de manera sistemática. Tras investigar en todo el litoral mexicano, cuenta la leyenda urbana que el Banco de México, con la ayuda de un ordenador, escogió Cancún como el mejor lugar para levantar un nuevo centro de vacaciones. Hoy, cuando las mejores cadenas hoteleras del mundo han levantado algunos de sus hoteles más espectaculares en Cancún, se puede comprobar que la elección fue muy acertada, y que estaba cargada de futuro. Junto a los hoteles de Cancún hay maravillas naturales y culturales como para justificar un viaje inolvidable.

A la caída de la tarde, después de un día de playa y tranquilidad, se puede salir a pasear por Cancún, curiosear tiendas y ver el trabajo al aire libre de caricaturistas, artistas callejeros, mimos, músicos y gentes de los cinco continentes. Es también un buen lugar para encontrarse con los habitantes permanentes de Cancún, una ciudad nueva que surgió junto a los complejos hoteleros, y que está entre las de mayor crecimiento económico de México. Cancún también es un destino cultural y de naturaleza. Entre los hoteles se encuentran restos de El Rey, un templo maya que sirve como preámbulo de las maravillas arqueológicas que guarda la península de Yucatán, que están próximas y accesibles.

Hay otro paraíso, esta vez submarino, en Cancún. El snorkeling permite descubrir uno de los mejores fondos marinos del mundo sin riesgos. Y del litoral hay que destacar dos lugares de ensueño, dos rías de aguas azules cercanas a Cancún que permiten al viajero disfrutar del Caribe junto a los delfines, entre cenotes, grutas submarinas y cómodas instalaciones: Xel Ha y Xcaret.

Entre las islas próximas a Cancún destaca Cozumel, tanto por la belleza de playas y fondos marinos como por la historia del templo de Ixche, diosa maya de la Luna, cuyas ruinas aún se pueden ver.

El mundo maya tiene una pieza sensacional en Tulum, a poco más de cien kilómetros hacia el sur, de visita imprescindible, al igual que los conjuntos de Chichén Itzá y Uxmal en el interior de Yucatán.

Ofertas de Hoteles en CancÚn, siempre al mejor precio