Una escala en Roma

La Ciudad Eterna ofrece múltiples atractivos, no sólo vinculados a su historia y las huellas del pasado, sino también a la vida que encierran sus calles y a que se ha convertido en un centro europeo para el turismo de compras.

Aprovechando la escala en Civitavecchia, en nuestro crucero por el Mediterráneo, hacemos una escapada a Roma, la ciudad eterna, para empaparnos de cultura y de la actividad de una ciudad tan atractiva y llena de vida como es Roma. La ciudad es hoy mucho más que un monumento vivo y se ha convertido en uno de los centros europeos más importantes del shopping (compras) junto a Milán, París y Londres.

La Plaza de San Pedro y su Basílica constituyen una visita obligada en la Ciudad del Vaticano. Disfrutará de su monumentalidad y su arquitectura. La Basílica de San Pedro se comenzó a construir durante el pontificado de Nicolás V y todos los sucesivos papas han ido fueron aportando elementos para embellecerla. La Plaza de San Pedro, que llama la atención por sus dimensiones, sus columnas y estatuas, acoge el obelisco de Calígula. De aquí nos partimos para sumergirnos en las calles y plazas de Roma: la de España, la plaza Navona -con la Fuente de Neptuno y la Iglesia de santa Inés- y las plazas del Popolo y Venecia, sin olvidarnos de la Fontana de Trevi o el majestuoso Coliseo, sus catacumbas y las termas. Uno de los elementos que debe tener en cuenta quien se decida a realizar un crucero es que debe afrontar las visitas a las distintas ciudades por las que pasa o tiene ocasión de conocer gracias a una excursión como lo que es, una visita, y nunca contará con el tiempo suficiente para conocer una ciudad. A través de un crucero obtenemos una visión global de cada uno de los destinos o lo aprovechamos para ver algo concreto o, simplemente, para pasear por unas calles conocidas ya o completamente nuevas. Roma es Patrimonio de la Humanidad desde el año 1980 y son muchos los monumentos que engloban la lista de los protegidos y dignos de ver.

El Mausoleo de Adriano, el Panteón, la columna de Marco Aurelio, edificios religiosos y públicos de la que fuera centro del mundo mediterráneo. Gastronómicamente hablando, Italia es famosa por la pizza y la pasta aunque ofrece, además, una gran variedad de sopas, arroces, pescados y carnes, regado todo ello con los vinos de chianti o bardolino.

Ofertas de Hoteles en Roma, siempre al mejor precio