Cabra: Semana Santa

Sara Maria Fernández Ponce y Antonio Pestana

Foto: Sara Maria Fernández Ponce y Antonio Pestana

La Semana Santa egabrense es una síntesis de devoción y colorido. Asentada entre la sierra y la campiña, prácticamente en el centro de la comunidad andaluza, la ciudad cordobesa de Cabra adquiere particular significación cuando se acerca la Semana Santa por sus tradiciones procesionales en las que salen a relucir las impresionantes obras de arte de la imaginería andaluza, acompañadas de cortejos de penitentes y devotos, cuyo origen se remonta a principios del siglo XVI. Pero el elemento que diferencia la Semana Santa egabrense, que ha sido declarada de interés turístico nacional, de las del resto de Andalucía son los desfiles previos a las procesiones, que realizan por las calles todos los capuchones con el fin de anunciar la estación penitencial. En ellos se interpretan dos pasodobles típicos de la población: ‘La Cruz parroquial’ y ‘Cofradías egabrenses’.

Toda la población tiene referencias procesionales durante el tiempo penitencial. Así, la Plaza Vieja y su fuente es el marco en el que se desarrollan ceremonias el Domingo de Ramos por la noche, la mañana y tarde del Jueves Santo, el Viernes Santo por la mañana y la madrugada del Sábado de Gloria; la fachada barroca de Santo Domingo ve pasar los cofrades del Silencio, mientras que el Sábado es la parroquia de los Remedios la que se abre a toda la comarca con la Virgen de la Soledad y el Domingo de Pascua son todas las cofradías de Cabra las que se alborozan en la procesión que cierra la Semana Santa.

Foto: Antonio Ruz

Y ya que hablamos de Cabra, convendrá recordar algunos de sus puntos de mayor interés monumental, tales el castillo-palacio de los condes de Cabra, que fue fortaleza musulmana y hoy acoge un centro escolar, con un lienzo de Valdés Leal en la iglesia y la esbelta torre del homenaje; el bello patio porticado del antiguo convento de San Juan de Dios, hoy en el interior del Círculo de la Amistad, de la calle Cervantes; la parroquia mayor de la Asunción, del siglo XV, con elementos barrocos posteriores y un tesoro con la custodia procesional renacentista de Sánchez de Luque; la iglesia de Santo Domingo de Guzmán, con el retablo de la Virgen de la Cabeza; el museo arqueológico municipal con piezas de las culturas ibérica, romana, visigótica y musulmana de la comarca y el mausoleo de la vizcondesa de Termens en la capilla de la fundación que lleva su nombre.

Foto: Antonio Ruz

Además de la Semana Santa ya reseñada, Cabra celebra en junio la Romería nacional de los gitanos, con misa flamenca en el santuario de la Virgen de la Sierra y seguidamente, la feria de San Juan, así como la fiesta de la Virgen, del 4 al 8 de septiembre, con la bajá del santuario. No dejen de probar los dulces típicos egabrenses, en particular las bizcotelas de las Agustinas Recoletas.

Más información: http://www.cabra.es/

Ofertas de Hoteles en Cabra, siempre al mejor precio