De crucero por las tierras de Darwin

Si está pensando en realizar un viaje a Ecuador piense en la posibilidad de conocer un paraje único, las Islas Galápagos. Este crucero de cinco días nos permitirá tener una amplia y completa visión del mundo que encierran estas preciosas islas.

Para los amantes de la naturaleza, la fauna y el buen clima, realizar un crucero por las Islas Galápagos es una propuesta tentadora. Una buena forma de conocerlas es realizar un circuito por Ecuador y, desde Quito, coger un avión hasta la Isla San Cristóbal para, una vez allí, subirnos a una embarcación en el Puerto Baquerizo Moreno. Durante las primeras horas de travesía tendremos la posibilidad de almorzar. Además de observar la fabulosa fauna que habita en las islas tendremos la oportunidad de pasear por las mismas playas por donde lo hizo Charles Darwin.

A primera hora del día siguiente tendremos la oportunidad de desembarcar en la Isla Bartolomé para ascender caminando hasta la cumbre y disfrutar del paisaje que desde allí se puede observar. Una vez realizado el esfuerzo podremos desayunar para, después, disfrutar de la playa o conocer los habitantes del mundo marino en las Galápagos. Se embarca nuevamente para poner rumbo a la Isla Santiago donde se puede observar aves de tierra y de mar y colonias de leones marinos.

En nuestro tercer día por las aguas de las Galápagos accederemos a la Bahía Darwin y allí tendremos como sede la Isla Tower o también denominada Genovesa. En la Genovesa habitan fragatas, golondrinas de mar, piqueros de patas rojas, gaviotas de lava,… todo un espectáculo de vida y color. Durante el día en la bahía se puede disfrutar del mar y observar a los delfines y las ballenas. Después desembarcamos en la Isla Seymour Norte para realizar una caminata por su costa y adentrarnos un poco en el interior para, así, poder observar las colonias de aves, leones e iguanas marinas.
En nuestro cuarto día de navegación llegaremos al Puerto Ayora de la Isla Santa Cruz y allí desembarcaremos para conocer la Estación Científica Charles Darwin y los proyectos que aquí se llevan a cabo: aquí se crían tortugas elefante y cuidan aquellas especies en peligro de extinción. Tras realizar una pequeña visita a un gran bosque de cactus llegaremos a Baltra desde donde podremos coger un nuevo avión para llegar a Quito.

Si no ha tenido la oportunidad de visitar la ciudad de Quito con anterioridad, éste puede ser un buen momento antes de coger un avión de regreso. Quito es una ciudad única, en la que se mezclan la arquitectura moderna y la colonial y, además, es Ciudad Patrimonio de la Humanidad. Resulta imprescindible conocer el Monasterio de San Agustín, la Catedral, el Palacio Presidencial, o el Palacio Arzobispal. Además hay que visitar la Iglesia de San Francisco, uno de los principales monumentos religiosos del Nuevo Mundo. En Quito, además del conocido ‘sombrero Panamá’ se pueden comprar una gran variedad de artículos de artesanía como adornos indios de plata, trajes indios, piezas de ajedrez, tejidos con fibra, chales y otras innumerables piezas con bordados de vivos colores.

Ofertas de Hoteles en Quito, siempre al mejor precio