Sierra de Gredos

La sierra de Gredos forma parte de la denominada cordillera Central y se extiende en dirección Nordeste-Suroeste a lo largo de 150 km, por el Sur de la provincia de Ávila y sus estribaciones más occidentales, por el Norte de Extremadura y por el Sur de Salamanca. Orográficamente separa las mesetas de las dos Castillas y constituye la divisoria de las aguas de los ríos Tajo y Duero.

Gredos fue el territorio de caza elegido por Alfonso XIII y allí se construyó el primer Parador de Turismo de la red en 1928. Por suerte la población de cabra montesa se ha recuperado en los últimos años y se pueden ver algunos rebaños pastando tranquilamente, junto a la salamandra de Almanzor y el sapo de Gredos. Otras estribaciones más occidentales, como las sierras del Castillejo, del Cordón, de la Corredera y de Gata, llegan hasta la frontera portuguesa, estas cadenas montañosas, que apenas sobrepasan los 1.500 m de altitud, reciben el nombre de sierras del Norte de Extremadura.

Al abrigo de estos picachos se extienden fértiles valles regados por numerosos ríos que vuelcan sus aguas al Tajo. La altura de estas montañas frena los vientos fríos del Norte y propicia un clima suave donde se desarrollan todo tipo de cultivos, principalmente, pimentón, tabaco y cerezo. Navaperal de Tormes posee una bonita iglesia de trazo gótico (siglos XV-XVI), con una sola nave dividida en tres tramos, conserva el ábside circular y en la capilla existe un bonito artesonado de madera. También hay dos retablos en los laterales muy interesantes pintados a finales del siglo XV. La torre está separada del resto del templo, hecho muy común en las iglesias de esta zona, donde probablemente tenía funciones defensivas. Lo mismo ocurre en Zapardiel de la Ribera.

Unamuno calificó Sierra de Gredos como el ‘corazón pétreo de España’.

La formación de esta sierra es de origen granítico y está dividida en tres macizos bien delimitados por puertos: el oriental, entre el río Alberche y el puerto del Pico,, el central, hasta el puerto de Tornavacas, y el occidental. Este último va hasta el denominado corredor de Béjar. Este tramo incluye sierra Llana, sierra de Tormantos y sierras de Piornal y Bernabé, las tres últimas dentro ya de Extremadura. Circos que albergan profundas lagunas, gargantas que se precipitan desde lo alto de la sierra, cuchillares y picos cuya máxima altura la ostenta el Almanzor, que con sus 2.592 metros constituye el techo de Castilla. Cerca de la anterior se encuentra Navarredonda de Gredos, con dos templos,, la iglesia de San Benito Abad (siglos XIII-XIV) y la de la Asunción, del siglo XVI. Esta última representa una torre maciza y el templo compuesto por tres naves de triple arco que se sustentan sobre esbeltas columnas, con un bello púlpito de piedra labrada y un magnífico artesonado de madera.

La iglesia de Navacepeda de Tormes está construida con sillares graníticos, lo que le da al conjunto un aspecto arquitectónico robusto muy acorde con las iglesias de esta parte de Gredos. El interior está compuesto por tres naves y en el altar mayor hay un hermoso retablo dorado, transición entre barroco y plateresco. Cerca de la población se encuentra el puente de Paredes de origen romano. Este pequeño pueblo apartado del eje viario principal conserva todo el sabor rural. El templo está formado por tres naves sobre columnas de madera, posee un bonito artesonado y un retablo dorado, además de un púlpito tallado en piedra y una pila bautismal del siglo XV. Desde este lugar se divisa una excelente panorámica del Circo de las Cinco Lagunas.

El Barco de Ávila fue una población que ejerció gran dominio sobre el valle del Tormes. Perteneció, entre otros, al señorío de Valdecorneja, de cuyos antepasados queda el nombre del castillo que sobresale por encima de la población, construido sobre un antiguo castro de la tribu celta de los vetones.

Más información: www.turismocastillayleon.com

Ofertas de Hoteles en Navarredonda De Gredos, siempre al mejor precio