Cancún: un destino de lujo para todos los sentidos en el Caribe mexicano

Me contaron no hace mucho tiempo que fue el propio Estado y algunos inversores de México quienes idearon crear un nuevo destino turístico en lo que hoy conocemos como Cancún.

Por aquel entonces -y de eso han pasado ya más de tres décadas- Cancún era tan sólo una isla completamente desierta arropada, por un lado, por el Mar Caribe y, por el otro, por la laguna Nichupté. En poco tiempo, esta ciudad turística comenzó a contar con numerosos hoteles de lujo, a los que enseguida siguieron turistas ávidos por conocer de cerca el principal atractivo de Cancún: sus playas de arena fina y blanca, sus aguas azul turquesa y un clima excepcional. Aparte de cultura, la oferta de compras de la ciudad de Cancún es muy interesante, ya que cuenta con varios centros comerciales, en los que es posible adquirir productos típicos de artesanía local, las reconocidas joyas de plata mexicanas y, por supuesto, los productos de las marcas de lujo más prestigiosas y conocidas del mundo.
Las compras, no obstante, tendrán que ‘competir’ con la oferta de golf de Cancún, que cuenta con destacados campos para practicar este deporte. Quienes vengan en busca de naturaleza tampoco quedarán decepcionados, ya que desde Cancún es fácil acceder a las reservas naturales de Isla Contoy y Sian Ka´an.
Sin olvidar, por supuesto, que en la Riviera Maya es muy recomendable visitar los parques de Tres Ríos y Xpu-Há, donde podremos montar en bicicleta, caminar e incluso navegar por los ríos, y, también, acercarse hasta los parques de Xcaret y Xel-Há, donde snorkel, vegetación exuberante y diversión están asegurados.

Mucho más que un destino de sol y playa

Cancún se encuentra en la Península de Yucatán, por lo que encontramos restos arqueológicos importantes de esta época, en los lugares de El Rey y El Meco y en el Museo de Cancún. Relativamente cerca de este destino -pero bien comunicados- tenemos los tesoros arqueológicos mayas de Tulum, Uxmal y Chichén Itzá y, también, las ciudades coloniales de Mérida y Valladolid. Tanto el Meliá Cancún como el Hilton Cancún Beach & Golf Resort ofrecen club de golf de 18 hoyos. La práctica de este deporte, por cierto, se suma a las numerosas actividades náuticas que podremos realizar en las aguas de Cancún: windsurf, snorkel, paseos en barco y en kayak, baños con los delfines y, sobre todo, submarinismo, en los cercanos arrecifes de coral. De hecho, uno de los destinos más apreciados por los submarinistas es la cercana isla de Cozumel, o el arrecife de la bahía de Akumal, que se encuentra a sólo 102 Km de Cancún.

La pesca también es una afición que encuentra numerosos seguidores, deseosos de conseguir como un preciado tesoro pescados como el sábalo, el mero, el coronado, el dorado o la rubia -entre otros-.Y es que en Cancún es realmente difícil aburrirse.
La ciudad es la suma de hoteles modernos -algunos diseñados por arquitectos muy prestigiosos- que por la noche irradian vida, con fiestas y espectáculos nocturnos, a los que hay que sumar el Balet Folclórico de Cancún, que actúa en el Centro de Convenciones de Cancún, así como las discotecas más grandes del mundo, restaurantes con cocina mexicana o con comida rápida, bares de copas, etc. La música que inundará el ambiente incluirá desde veladas relajadas de jazz o de piano, hasta los tradicionales mariachis. Porque en Cancún no falta de nada.
Más información: www.visitmexico.com

Ofertas de Hoteles en CancÚn, siempre al mejor precio