Restaurante Dársena (Alicante)

Hacía muchos años que oía hablar de las excelencias del Dársena, por su fantástica ubicación, entre la playa del Postiguet y el puerto deportivo de Alicante y, sobre todo, por la calidad y variedad de sus arroces. La visita valió la pena, porque la realidad supera las expectativas.

La especialidad de la casa son los arroces ya que, no en vano, se elaboran más de 130, entre secos, de caza, melosos, caldosos, de temporada e incluso algunos con el nombre de personas famosas. Es difícil recomendar un tipo de arroz, puesto que depende en gran medida de los ingredientes que el comensal quiera probar. Hay arroces -nunca mejor dicho-, para todos los gustos: con garbanzos, atún, conejo, beicon, boquerones, higaditos de pollo… Por supuesto, también se pueden degustar los tradicionales Arroz a banda o Arroz negro.Por cierto que, además de arroz, el restaurante Dársena ofrece platos de pescados de primera calidad, como la Dorada al horno en rustidera, o los Medallones de rape con juliana de puerros y gambitas de estrio. Tampoco podemos olvidar los primeros platos: Cigalas, Gamba Roja a la plancha, o el Hojaldre caliente de espárragos trigueros y salmón ahumado -entre otros-. Todo acompañado por alguna de las botellas de su bien elegida bodega.

La ubicación del restaurante ha debido de influir en su arquitectura, ya que el edificio recuerda levemente por fuera un barco y, por dentro, tiene, por lo tanto, grandes ventanales que llenan de luz este establecimiento, que ya ha cumplido más de cuarenta años, desde que fuera inaugurado el 25 de mayo de 1961. En sus inicios, se conocía como Restaurante Náutico, pero en los sesenta cambió de nombre y, en los setenta, de dueño, al pasar el establecimiento a manos de su actual gerente, que dirigió una importante remodelación en el año 1983, para convertirlo en el moderno restaurante que conocemos hoy.
Más información: www.darsena.com

Ofertas de Hoteles en Alicante, siempre al mejor precio