Spa en el rural

En Relleu, entre el mar y la montaña, y cerca de Benidorm, encontramos una agradable y acogedora casa de turismo rural en la que relajarnos y realizar algún tratamiento gracias a sus instalaciones.

Nos vamos a Relleu, un pueblo tradicionalmente agrícola que se enclava en la comarca de la Marina Baixa. Aquí, entre el mar y la montaña, a 431 metros sobre el nivel del mar, se ubica ‘Las Puertas del Indiano’, una casa señorial del siglo XIX que ha sido rehabilitada para el turismo rural y que cuenta con SPA con piscina hidromasaje, baños de vapor con aromaterapia, lodos termales, y salón de estética. La casa se encuentra junto a la iglesia de San Jaime y cerca del el edificio del ayuntamiento. Aquí el desayuno es un placer, por sus desayunos de pueblo, aunque también ofrecen la posibilidad de disfrutar de la cocina tradicional mediterránea. Los amantes de los SPA están de enhorabuena, ya que esta coqueta y agradable casa cuenta con estos servicios, con piscina hidromasaje, vaporario y gabinete de estética. Se ofrecen una gran variedad de tratamientos faciales, corporales, de estética del pie, etc. Sus dueños programan diversas actividades a lo largo del año, destacando los cursos y talleres dedicados a la superación personal que desarrollan en grupos de máximo doce personas y de carácter eminentemente práctico. Entre otros talleres destaca el de ‘Mímate-quiérete-cuídate’, destinado exclusivamente para mujeres; el de autobelleza y relajación, talleres de yoga, de relajación, etc.

Con una historia vinculada al mundo morisco, este pueblo es una magnífica alternativa para pasar unos días de descanso y, además, conocer el peso de su historia a través de sus monumentos y sus gentes. En el pueblo hay que visitar la Iglesia de San Jaime Apóstol del siglo XVII, en la que destacan sus campanas, las más antiguas de la provincia y que se manejan todavía manualmente. Cerca del casco urbano se encuentra la ermita de Sant Albert, siguiendo los senderos del Vía Crucis, y cerca de ella se pueden ver los restos de la muralla árabe del castillo. Desde aquí se puede obtener la mejor vista del pueblo y sus alrededores.

De sus alrededores, uno de sus parajes más singulares es el pantano del río Amadoiro, construido en el reinado de Carlos III, y hoy abandonado, y que constituye una atractiva visita para recorrer a pie o en bicicleta. A lo largo del río debe acercarse a ver la ‘Patá de Sant Jaume’, una huella de pie marcada sobre la roca que se atribuye a una supuesta visita que el Apóstol hizo a la población. También a lo largo del río se pueden ver ‘Els Tolls’, pequeños embalses de agua donde uno se puede refrescar en verano.
Más información: http://www.puertasindiano.com/

Ofertas de Hoteles en Benidorm, siempre al mejor precio