Inspiración japonesa en el termalismo ourensano

La provincia de Ourense es rica en ríos, manantiales, cascadas, piscinas naturales y, cómo no, en aguas termales. Todo un caudal de agua que nos permite observar una rica y variada flora que crea bosques de inigualable belleza.

Desde los romanos, las aguas mineromedicinales que aquí afloran han sido objeto de atención, como lo demuestran los restos existentes. Y si bien el auge y apogeo de los numerosos balnearios de la provincia tuvo lugar en el siglo XIX, en los últimos años se está produciendo una vuelta al uso de esta agua: así lo evidencian las numerosas inversiones que se están realizando en este tipo de instalaciones, compaginando la tradición con la modernidad. Además de aprovechar las propiedades de esta agua, someternos a algún tratamiento, cuidarnos, la estancia en los balnearios de la provincia permite además realizar interesantes rutas. Podemos realizar rutas en bicicleta, dar agradables paseos en barca por las aguas del río Miño y del Aronia, o conocer algunas zonas de especial interés como visitar la hermosa villa de Rivadavia o acercarnos hasta la capital, Ourense. Y si el agua es salud en Ourense, también es diversión. En la provincia es posible llevar a cabo todo tipo de actividades relacionadas con el agua: el turismo activo está en pleno auge y cada vez son más los jóvenes que utilizan los numerosos caudales de los ríos para la práctica del rafting.

Una iniciativa novedosa en el uso y aprovechamiento de las numerosas fuentes termales que afloran en las tierras orensanas son las termas A Chavasqueira, termas de inspiración japonesa construidas al aire libre y situadas en el margen derecho del río Miño. Agua, piedra y energía son los tres principios básicos que sustentan la filosofía de las Termas Chavasqueira que ofrece un circuito termal dirigido a quienes tienen una dolencia específica (reuma, artritis…) o bien quieren estar en contacto, simplemente, con el agua. Las TERMAS CHAVASQUEIRA se diseñan en base al concepto del baño termal al aire libre. El conjunto arquitectónico se organiza con la mínima infraestructura posible: una edificación al estilo de un templo japonés de influencia sintoísta inmersa en un jardín de piedra que alberga las piscinas termales. Estas termas recogen el conocimiento que brinda la cultura japonesa en el uso y disfrute de las aguas termales y propone una forma de explotación alternativa a las normalmente desarrolladas en España, incidiendo en el acceso del público en general, niños, jóvenes o mayores, al termalismo de una manera asequible y cotidiana.

El manantial de aguas termales de A Chavasqueira cuenta con tres piscinas que están conectadas en cascada por un caño de madera que posee un fuerte simbolismo en la religión sintoísta. Desde el punto de vista médico, las aguas son apropiadas para el tratamiento de reuma, artritis y afecciones de la piel, así como para trastornos hepato-digestivos, del metabolismo y vías urinarias. La temperatura de las aguas está entre los 38º a 41ºC, y se renueva dos veces y media al día. La infraestructura termal se complementa con un sudarium, una sauna-templarium y una piscina fría.
Más información: http://www.termaschavasqueira.com/

Ofertas de Hoteles en Orense, siempre al mejor precio